Skip to content

El color (político) de la libertad

2011/02/07

¿Son independientes las teorías de la justicia del color político de quién las considera?

¿Existe una libertad de izquierdas y otra de derechas?

Llegar a una conclusión que funcione en el plano general, no es algo que me corresponda, ni se me antoje posible.

Más modestamente me propongo descubrir en qué términos la noción de libertad negativa, tal y como la describe Isaiah Berlín en “Dos conceptos de libertad”, se relaciona con la de libertad positiva, frecuentemente relacionada con el pensamiento Marxista.

Al final del texto veremos qué tiene que decir Hans Kelsen en su texto “La Justicia” sobre la atribución de los valores morales en la sociedad y cómo completa, que no cierra, la discusión.

Libertad negativa y libertad positiva

Definimos libertad negativa como la libertad condicionada por la existencia o no de un agente externo que condicione al sujeto (individual o colectivo) para ser libre.

La libertad positiva es aquella que uno consigue por si mismo, arrebatando el control a aquellos que nos la niegan, si es necesario.

La libertad negativa es normalmente asociada a los liberales y conservadores por el contrario la libertad positiva se asocia a la izquierda y corrientes reformadoras.

¿Estamos hablando de lo mismo?

La libertad negativa tal y como la propone Berlin tiene el objetivo de fomentar una libertad individual pero siempre dentro de un orden de gobierno, busca huir de un estado natural como el que propone Hobbes en “Leviathan”, donde no estén establecidos los límites de la libertad e impere la ley del más fuerte, pero no abraza la idea de la necesidad de un soberano, que rija en exceso, sino la de un gobierno fuerte que garantice la paz social.

Isaiah Berlin

A mi me hicieron Sir, cómo a Elton John.

 

Aunque estamos hablando de libertad del individuo se ve más claramente lo que busca Berlin si pensamos en libertad económica. El capitalista quiere un estado de derecho que le garantice su seguridad jurídica y física, pero rechazará un intervencionismo de los gobiernos en los mercados, que coarte su capacidad para expandir sus inversiones.

Cuando hablamos de libertad positiva y la relacionamos con Marx, como hacía Berlin, nos abstraemos del hecho que Marx no es un filósofo moral al uso, sus “Manuscritos Económicos y Filosóficos de 1844”, no buscan responder a la pregunta: ¿Qué debo hacer? En ellos Marx denuncia un problema: la alienación del trabajador industrial en la sociedad (circa 1844) debido a su esclavitud respecto al objeto que produce y a sus malsanas condiciones laborales y propone una solución (los obreros deben controlar los medios de producción). En este sentido la libertad positiva es de carácter reactivo y rompedor, contingente a una situación concreta, que enfrenta.

That's what we are talking about

Libertades funcional y teleológicamente antagónicas

El objetivo principal de los liberales es limitar el poder del estado (no ejercerlo), algo para lo que el concepto de libertad negativa representa prácticamente un dogma de fe.

El gran éxito de los liberales, al conseguir disminuir significativamente la intervención de los gobiernos en el libre mercado, puede recordar a la libertad positiva en el sentido que han conseguido una gran autonomía de un agente de control externo, pero, a diferencia de los comunistas, el planteamiento es puramente conservador .No se plantean cambios de base en el sistema, sólo mejoras para engrasar la máquina.

La libertad positiva es funcionalmente diferente de la libertad negativa en que la primera es básicamente reactiva, esto es, se rebela contra algo en concreto.

Su objeto suele circunscribirse a la cuestión que la desencadena, tiene un carácter menos universalizable que la libertad negativa.

La moralidad subyacente en las diferentes visiones de la libertad

Los liberales conservadores, detractores de la libertad positiva, no han dejado de señalar que, la revolución para destronar a un tirano que actúa de forma injusta, frecuentemente tiene como resultado la implementación de otro orden, aún menos justo.

¿De quién deben de estar hablando?

A esto los Marxistas pueden responder que, los parámetros morales son contingentes a la sociedad que los contempla, una revolución que crea una nueva sociedad bien podría crear una moralidad propia, una idea diferente de lo que es el bien común, que escoja sus propios valores morales. La libertad positiva está ocupada con resolver el problema que se ha auto-impuesto y las consecuencias morales no son la primera preocupación. “The philosophers have only interpreted the world; the point, however, is to change it” Karl Marx. Tesis sobre Feuerbach.

Si bien es claro que, debido a su carácter eminentemente táctico, la acción positiva es dada a actuar de manera que no encaje con el bien común, es decir, aquello que la sociedad del momento considera lo aceptado y deseable, de esto no se sigue que Marx defienda la amoralidad. Si uno acepta, como Kelsen, que el valor de la moralidad es aquel que otorga una sociedad concreta entonces no tenemos bases para decir que Marx postulase amoralmente, sólo podremos decir que las acciones que propone no encajaban en la moralidad comúnmente aceptada de la sociedad y época en la que vivía.

Sintonías entre Kelsen y Berlin y, en menor medida, Marx

“Empero, ¿qué intereses ostentan ese valor y cuál es la jerarquía de esos valores? El problema aparece cuando se plantean intereses en conflicto. Y solamente donde existen esos conflictos se manifiesta la justicia como problema.” Hans Kelsen. La justicia.

Existe la noción de justicia porque hay conflicto, no sólo entre intereses, podríamos añadir también la polarización del valor que otorgamos a los diferentes visiones de la justicia, qué manera de conducirse es la más justa, ¿la que se apodera del gobierno o la que lo limita?.

Parece que os va muy bién con la versión que tenéis ahora...

En su ensayo Kelsen viene a decir que realmente no nos puede dar una solución final, algo en lo que coincide con Berlin: “(…) the belief that some single formula can in principle be found whereby all the diverse ends of men can be harmoniously realized is demonstrably false. If, as I believe, the ends of men are many, and not all of them are in principle compatible with each other, then the possibility of conflict (…)can never wholly be eliminated from human life, either personal or social.” Isaiah Berlin. Dos estados de libertad.

Aunque claramente en terreno hostil, Kelsen también procura ser tolerante con Marx, al que dedica lo que debe ser uno de los fragmentos filosóficos más ineptos que haya leído nunca: “La respuesta al interrogante de qué es preferible, si un sistema económico libre o una economía planificada, dependerá entonces de que nos decidamos por el valor libertad individual o por el valor seguridad económica. Una persona con fuertes inclinaciones individualistas ha de preferir la libertad individual, en tanto otra que padezca cierto complejo de inferioridad se ha de pronunciar por la seguridad económica.” Hans Kelsen. La Justicia.

No cabe menos que sonreírse, pero la dialéctica partidista que plantea Kelsen entre los dos planteamientos económicos nos deja adivinar su nexo con los, igualmente antagónicos, conceptos de libertad negativa y libertad positiva y es una buena manera de acabar este escrito.

Para despedir me asalta una pregunta, si en el mundo en el que vivimos hoy en día, donde la libertad negativa imperante tiene como mayor efecto, más que la salvaguarda el blindaje del actual sistema económico, el cual es inamovible y inalterable y esto no parece que vaya a cambiar en mucho tiempo ¿no deberíamos todos padecer ya cierto complejo de inferioridad?

Anuncis
No comments yet

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: