Vés al contingut

Filósofos en la hostelería

2011/01/31

Algunos estudiantes de filosofía de la UBB seleccionados participan en un “clinic” superior, de seis meses duración, en la que reciben formación sobre hostelería y trabajan como camareros del bar junto a la universidad.

La universidad aconseja la actividad a todos los estudiantes “que quieran liberarse del doloroso mundo de la introspeccion filosófica”. Los profesores lo valoran como un periodo en el que el alumno puede comparar las expectativas de uno y otro trabajo, “la cantidad de sexo que llega a practicar el filósofo medio durante su vida es aún menor de lo que la gente imagina” amplia un profesor, que desea permanecer anónimo, el cual perdió la virginidad a los 45 años gracias a un mal entendido, según él mismo admite.

¿Tres? Menos lobos, profesor.

Estos cursos de preparación tienen una amplia tradición, la familia Del Rodillo lleva más de setenta años organizándolos, “Desde siempre, a nuestra familia le ha causado gran pesar la alienación respecto del mundo de la mayoría de filósofos, hemos intentado apartar de esta senda a los jovenes recuperables. Al resto les sirve para desarrollar habilidades sociales con las que conocer una persona del sexo contrario y poder reproducirse, sin nosotros los filósofos se habrian extinguido hace tiempo”, comenta José Del Rodillo, tercera generación de esta gran familia de filántropos.

Luc Lavoisier, estudiante francés de filosofía y descendiente de una estirpe de ilustres pensadores, también se ha apuntado al clinic de hostelería. “Mi abuelo siempre hablaba del tiempo que pasó en el Bar Del rodillo como el más fructífero de su vida, y eso que inventó el sistema métrico”

¿Un café? ¡Marchando!

Para muchos estas prácticas son una oportunidad única para acceder a un trabajo remunerado. “A estas alturas de mi vida, ya he logrado mucho más que mi padre en la vida”, explica Juan Gómez, camarero de profesión e hijo del catedrático de lógica de la universidad de la UBB.

También es una oportunidad para que contrasten sus teorías con el mundo real, “yo antes era un defensor del solipsismo, la idea que todo pasa en tu cabeza. Echar café hirviendo encima a la novia de un portero de discoteca te obliga a aceptar las relaciones causa y efecto”, comenta un dolorido estudiante .

La familia Del rodillo ha recibido algunas críticas sobre los standards de selección de los aspirantes, “Estamos obligados a requerir un mínimo tono muscular y aptitudes comunicativas. De nada nos sirven si son incapaces de llevar una bandeja y para dar el precio de una consumición deben primero ahondar en las equivalencias en la lógica de primer orden. Aún así los que aprobamos tienen muchos problemas de adaptación. Sus ineptas capacidades comunicativas los exponen a palizas frecuentes, estas cosas pueden suceder cuando pasas por el Del Rodillo”

Una vez acaba el periodo de clase el staff del bar vuelve a estar formado por sus componentes habituales: premios nobel en física y ex-subdelegados del gobierno.

Anuncis
No comments yet

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: